sábado, enero 31, 2009

EVEN WITH THEE

PhotobucketAlineación al centro

Edgar Allan Poe (daguerotipo postmortem) 1839

El 19 de enero se cumplieron 200 años del nacimiento de Edgar Allan Poe.
Poco tengo que agregar a lo que se ha dicho del autor de El Cuervo. Lo cierto es que la literatura moderna (desde el relato corto a la novela de géneros), no seria lo mismo sin sus inmensas aportaciones.
Alrededor de la vida -y la muerte-, de Poe existen las más aventuradas suposiciones. Hijo de actores, Huérfano temprano, genio precoz, alcoholico, fumador de opio, asesino de jovencitas, reformador de la novela gótica, narrador universal, fundador del relato corto, creador de los generos policiacos y de ciencia ficción, etcétera, etcétera.
Edgar Allan Poe es, en si mismo, un personaje literario, tanto que muchos afirmaron en su momento -y aún afirman-, comprender su escencia más profunda. Curiosamente, quien lo pudo haber conocido mejor, lejos de todo el vituperio y la alabanza, fue Virginia Clemm, su prima y esposa. Even With Thee, el poema q
ue acompaña este post, es la única obra que se conoce de Virginia y la que, quizá, refleja con más intimidad a ese hombre -que no personaje-, tan complejo, sufriente y dolorosamente vivo como lo fue Edgar Allan. En el, no habla el experto, historiador, ni el maravillado literato, ni el autonombrado juez de la moral; habla una mujer a su amado.
Y recordar tales palabras es, quizá, el mejor homenaje que le podemos hacer a Poe.
Gracias, maestro.

Omar Delgado
2009




2 comentarios:

Puroshuesos dijo...

Hermoso el daguerrotipo del buen Poe, una persona con quien se antojan hecharse unas copas...

En mi cuchitril le dediqueé una entrada a otro holocausto: el que hicieron los conquistadores españoles en Mesoamerica...
Y si, adolfo está orgulloso de los judíos...

El Lobo dijo...

Mi estimada flaca:
He de decirte que tengo una debilidad por las fotos postmortem y que me encontré tal maravilla (el de Poe) en una pagina de Internet. Por supuesto que se antoja echar unos ajenjos con el maestro de Baltimore. Esperemos que el infierno tenga aunque sea un barecillo para tal efecto.
Iré a vistarla proximamente para leer su entrada acerca de ese holocausto que vivio nuestra raza -y del que muchos ya ni se acuerdan-,
Salud.
Lobo.