miércoles, abril 30, 2008

Las manos de mamá

Photobucket

La cultura mexicana tiene una deuda impagable con la escritora y bailarina Nellie Campobello, pues, además de ser una de las bailarinas coreógrafas más importantes de la primera mitad del siglo XX, dejó algunos testimonios novelísticos imprescindibles para interpretar las turbulentas épocas de la revolución mexicana.

Nacida en Villa Ocampo, Durango, en 1909, a Nelly le tocó crecer junto al conflicto armado, por lo que en sus recuerdos infantiles lo mismo conviven la máquina de coser de su madre que los cuerpos de villistas fusilados. Pasó sus primeros años peregrinando junto con su familia por todo el norte de México, justo en los tiempos en los que villistas y federales hacían un matadero del desierto chihuahuense. Nellie vio demasiado, y todas sus vivencias están condensadas en su obra prosística. La más importante, Cartucho, está considerada una de las novelas más importantes de la revolución, a la altura de La sombra del caudillo de Martín Ruiz Guzmán o de Los de abajo de Mariano Azuela. Las manos de mamá, en cambio, es quizá la obra más personal de Campobello. En ella, la escritora no se ocupa en los entretelones del conflicto armado, sino que toca con maestría las consecuencias que la revolución tuvo en un núcleo más íntimo y sentido: su propia familia.

En Las manos… Nellie cuenta, con un estilo que delimita entre la prosa y el lenguaje poético, sus primeros años. Utiliza un lenguaje casi infantil, enmarcado dentro de un narrador en primera persona, para ir formando la inmensa figura de Ella, su madre, ese ser semidivino de cuerpo esbelto como huizache y manos rojas por la tierra. Ella es el rasero por el que filtra sus recuerdos, la medida que utiliza la autora para describir y contar los hechos que presenció durante esta etapa de su vida, desde la muerte del padre —una más de las víctimas de la revolución—, hasta la muerte de Ella, ocurrida algunos años después, consumida por la tristeza de perder al más querido de los hijos. Mucho es lo que vio la narradora- protagonista de Las manos… Demasiado para unos ojos tan niños. Campobello nos refiere escenas tan cruentas como el descarrilamiento del tren en que viajaban —y el subsecuente conteo de cadáveres—, o el momento en el que uno de sus hermanos —un niño, apenas—, pierde el brazo durante una batalla, todo con un lenguaje tan cándido como brutalmente directo.

Photobucket

Nelly Campobello bailando

El narrador —o la narradora—, de Campobello es sensible, cómplice, e incluso comprensiva con Ella, especialmente cuando se deja morir, agobiada por la tristeza. Tampoco hay autocompasión. La narradora de Campobello —ella misma—, toma los hechos vividos como naturales, como lo usual en el cauce de la vida. Ni la orfandad, ni la muerte o mutilación de los hermanos, ni la guerra, son para Campobello motivo de reproche. Son sólo las cartas con las que le tocó jugar en el gran albur de la vida.

La bella Nellie, junto con Elena Garro y Rosario Castellanos, nos muestra que en la literatura mexicana es imprescindible la visión femenina.

Omar Delgado

2008


El Libro de la Nelly lo pueden comprar en línea aquí

(Este no se los regalo: cómprenlo, cabrones)

3 comentarios:

RBK dijo...

ORAS¡El lobo hablando de bailarinas....oras¡¡¡una bailarina escribiendo....de las obras de la Nellie (con "ie" le dicen y no con "y")están tambien CARTUCHO, y YO.....ya vez como son de Baudelos los del grtemio dancístico....
Por cierto la foto q tienes de la Nellie bailando es registro de 30-30, una danza en masa donde junto a muchos pero muchos chitas y los puso a bailar en el estadio, ella pasaba, vestida de rojo, como símbolo de la libertad, de la lucha, de la patria.....Ah¡¡deben haber sido muy interesantes esos rezagos del nacionalismo donde la educación artística era considerada como un derecho básico pa cualquier chita q osara pisar una escuela.........
Lo mejor del artículo reside en la posibilidad de chitearse el libro de la red, jjajajajaja,, saludos mi Lobo

Dirección de Cultura - Biblioteca del Congreso dijo...

A riesgo de que me digas cabrona, necesito para mi taller de escritura un cuento de la Nelly, Las manos de mamá, me podés decir si está digitalizado para bajarlo? Muchas gracias

Anónimo dijo...

Les agradecería enormemente si me pueden decir de donde descargo el libro. Lo ando buscando en físico y ya no lo editan. Les dejo mi correo valdez198925@hotmail.com