domingo, octubre 21, 2007

Matar al padre

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Gemelos

Uno de los postulados freudianos versa sobre el asesinato del padre. Según el barbón de Viena, el ser humano tiene que aniquilar simbólicamente a su progenitor para lograr la madurez, para evolucionar y convertirse el mismo en el padre.
Nunca se vió este postulado de manera tan inequívoca y torcida como en esta semana, cuando Cuahutemoc Cárdenas, candidato tres veces a la presidencia de la república, arrojó una loza de cemento sobre la tumba de su ilustre progenitor al pedir a los militantes perredistas que reconozcan al gobierno encabezado por Felipe Calderón.
Lázaro Cárdenas (1895-1970), padre de Cuahutemoc Cárdenas, fue uno de los generales que pelearon durante la Revolución Mexicana de 1910. Participó activamente en los gobiernos emanados de dicha gesta, hasta que él mismo fue elegido presidente de la república en 1934. En 1938, aprovechando la coyontura de la inminente guerra mundial, expropió la industria petrolera, (hasta entonces propiedad de empresas inglesas y norteamericanas) y fundó Petroleos Mexicanos (PEMEX), la paraestatal más productiva del país. Sin temor a exagerar, es posible decir que esta acción hizo que México dejara de ser una gigantesca hacienda y se convirtiera en un país del siglo XX.
Las ideas del general Cárdenas fueron progresistas en muchos aspectos. Inspirado por la naciente Unión Sovietica, creó el sistema de ejidos (extensiones de terrenos cultivables basado en la propiedad comunal), e instauró un sistema de educación pública y gratuita basándose en el sistema socialista. Esta acción (y muchas otras), le valieron la animaversión de los numerosos grupos sinarquistas y conservadores del país, muy especialmente, en aquellos radicados en el bajío (zona que comprende los estados mexicanos de Querétaro, Guanajuato, Jalisco, Colima y parte de Míchoacán y Zacatecas).
El general, como cualquier hombre de poder, tuvo aciertos y errores. Uno de ellos fue el designar como su sucesor a Manuel Ávila Camacho (1940-1946), político mocho que desmanteló o pervirtió muchas de sus propuestas.
Lo cierto es que, haciendo un balance histórico objetivo, Lázaro Cárdenas fue el mejor presidente mexicano del siglo pasado.
Es por eso que la actitud de su hijo Cuahutemoc es especialmente dolorosa para los izquierdistas mexicanos, pues al hacer semejante declaración, el ex candidato presidencial está malbaratando el legado de su padre. Me explico: Felipe Calderón llegó a la presidencia como consecuencia de un monumental fraude electoral (como el que sufrió Cuahutemoc Cárdenas en su momento). Además, el espurio es representante de ese segmento de la nación que combatió, armados con el fanatismo y el miedo de clase, las acciones del general Cárdenas. Los sinarquistas de ayer se fusionaron en el partido acción nacional (PAN), instituto político de derechas que llevó a Calderón a la presidencia (Es un decir).
Sin embargo, el emblemático Cuahutemoc Cárdenas ha ido más allá: ha hecho declaraciones que muestran su simpatía a abrir PEMEX a la inversión privada, acción que llevaría invariablemente a la "venta" de la paraestatal.
No está de más decir que la mayor parte de los ingresos que recibe el estado mexicano son generados por la empresa petrolera. Venderla llevaría irremediablemente a la quiebra de la economía nacional, amen de entregar un bien estratégico a empresarios que velarían por sus propios intereses por encima de los de la nación.
Al parecer hay que recordarles a estos politiquillos timoratos que la única patria del rico es el dinero.
Es una verdadera lástima que Cuahutemoc Cárdenas haya escupido de esa manera en el rostro de su padre y manchado un apellido que, aun ahora, a muchos mexicanos nos llena de orgullo. Con esto, el Minicárdenas ha pasado a formar parte de ese infame panteón de los traidores, juntito al subcomemierda Marcos, Pascual Orozco, Antonio López de Santa Anna, Agustín de Iturbide y Victoriano Huerta.
Lo peor es que no sólo es Cardenitas (lo llamaremos así de ahora en adelante para diferenciarlo de su padre), sino que una parte del partido de la revolución democrática (PRD), se han manifestado a favor de reconocer al presidente impuesto.
"Si hace como pato, camina como pato, se mueve como pato, es un pato", declaró la impresentable Ruth Zavaleta, presidenta de la Cámara de diputados y militante de dicho partido, refiriendose a la inevitabilidad de reconocer al chaparro hijo de puta como mandatario. La diputada Zavaleta, hay que decirlo, es parte de esa tribu perredista conocida como los Chuchos, proclive al fichaje político con quien mejor le pague.
Nunca como ahora necesitamos organizarnos y salir a las calles. Nunca como ahora necesitamos hacer valer lo que nos importa como mexicanos. Ante la caída de estos idolitos de barro, quien debe de tomar el timón para hacer de este México un país más justo somos nosotros. La izquierda es más, mucho más, que ese congal de quinta que es el PRD.
¿Por qué? Simplemente, porque este es el único país que tenemos.
Omar Delgado
2007

3 comentarios:

Berenoise dijo...

ains, hasta ganas de hacer la revolución me dieron con ese final tan emotivo.

VAMOS A LA REVOLUCIÓN!


PD: Yo puedo ser tu adelita :P

Cebolla dijo...

Estimado Lobo, cómo me apena leer las cosas que pasan en nuestros países. En las elecciones del próximo domigo parece prepararse un fraude también en Argentina. Lo extraño es que son fraudes que ya sabemos todos que pasan. Todos lo sabemos. Pero ya no basta con la opinión pública para detener a estos políticos que han dado un paso más allá de la ambición.

Con respecto a las petroleras, aquí se ha vendido a Repsol hace más de una década, cuando los sectores energéticos se decidieron privatizar dejando al Estado sin el control de esos sectores estratégicos. Y ahora veo que la historia se repite. ¿Qué quiere que le diga? ¿Que va a cambiar? No, al menos hasta que los que nos gobiernen sean otros. Otros, quizá, como Lázaro.

RBK dijo...

zaz.....es tan re´cierto mi lobis, desgraciadamente...si el general y todos los q se rompieron el hocico para la fundacion de PEMEX(entre ellos Bonifacio, el de los ojos de mirada fuerte, el padre de la calaca)vivieran, ya se hubieran vuelto a morir de la purita pena, del chingao coraje...no sin antes romperle la madre a esta generacion tan pinche entregusita q los siguio.......
cierto es hora de moverse.....de adeveritas y ni un paso pa tras antes de q nos cargue la tía de las muchachas.....
PD1.ya acabe el libro de la elena poniatowska, ta bien chido no pude dejar de leer .......
PD2.coyuntura es coyuntura no coyontura.......
suave te ves mi hermano lobo....saludotes de gatis