martes, abril 10, 2007

Balún Canán

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
Rosario Castellanos nos regala en Balún Canán, más que la historia de una familia, el retrato completo de una región a través de la historia de la familia Argüello, miembros de la “casta divina” del sureste. Se desarrolla en el Chapas de la década de los cuarentas, justo cuando el gobierno cardenista exige a los terratenientes un mejor trato a los indígenas y los amenaza con la repartición de sus tierras. La obra se divide en tres partes: La primera y la tercera están narradas en primera persona a través de los ojos de una niña de siete años; estos dos segmentos se llevan a cabo en Comitán. La segunda parte está narrada por medio de una voz en tercera persona omnisciente y narra el viaje que tiene la familia Argüello (A la que pertenece la pequeña narradora de las otras partes), a Chactajal.
Castellanos relata en la primera parte de la novela la historia de la familia Argüello, señores de horca y cuchillo que habían amasado su fortuna con la explotación a los indígenas chapanecos. Durante los años cuarentas del siglo pasado el cardenismo (con todas sus reivindicaciones sociales) se extiende por todo el país, y llega a Chapas. Los Argüello se ven obligados, para no perder sus propiedades, a otorgar ciertas prebendas a sus peones. Entre ellas se encuentra la fundación de una escuela rural en la hacienda de Chactajal, propiedad de la familia. La segunda parte del libro (La única no contada por la narradora-niña), muestra el viaje de la familia Argüello a su propiedad en Chactajal, en donde Ernesto, sobrino bastardo de César Argüello, el patriarca de la familia, es el responsable de la escuela para los indígenas. Sin embargo, debido a su pésima gestión como profesor y director de la misma, los peones de la hacienda se alzan, despojando a los Argüello de a propiedad. La última parte da fe de las infructíferas gestiones que realiza Cesar Argüello para que le sea devuelta la hacienda de Chactajal, al tiempo que su primogénito agoniza.
La autora chapaneca narra con maestría, además de la decadencia de la familia, las complejas personalidades de sus miembros y las profundas e intrincadas relaciones que existen entre los criollos (O coletos), y los múltiples pueblos autóctonos de la región. Balún Canán pertenece al género de la novela por la multitud de conflictos que en ella se desarrollan y por la complejidad de los personajes. Todos los protagonistas (incluyendo los niños), muestran profundas y ocultas motivaciones para sus actos, los cuales llegan a ser terribles (La manera en que la narradora-niña deja morir a su hermano es un ejemplo claro), pero nunca inverosímiles.
Omar Delgado
2007

5 comentarios:

No soy nadA dijo...

auuuuuuuuuuuu, miau...

Ms.Orizschna dijo...

Estoy conociendo tu blog.
Escribes muy chido y las reseñas estan cabronas.
Saludos!

El Lobo dijo...

Princesa Gato:

Miauuu, Miauuuu...au

Ms. Orzschna:

Gracias por tu visita, y gracias por tus comentarios. Ojalá tenga la oportunidad de leerte alguna vez.

Anónimo dijo...

Coletos se les dice así a las personas provenientes de San Cristobal de las Casas, no es igual que criollos.

Anónimo dijo...

La palabra "Chapas" es un error de lenguaje que nuestros estimados conductores, locutores y escritores de medios de información han empleado de manera discriminante hacia una region marginada de nuestro pais (México), me parece una falta de respeto enorme recaer en el dicho error. Chiapas, es un estado al sureste de la republica mexicana, cuya importancia cultural debe ser respetada y valorada.
Espero mi comentario sea bienvenido.