jueves, agosto 11, 2005

En México los cangrejos son de izquierda


En el Internet circula una broma que puede calificarse de humor negro:
Un viejo pescador está junto al mar con dos cubetas llenas de cangrejos. Un curioso le pregunta porqué una de ellas está tapada, mientras que la otra no.
- Es que en la que está cubierta tengo cangrejos gringos- responde el viejo-. Si la dejo destapada, entonces los cangrejos se ponen de acuerdo y comienzan a subir uno sobre de otro hasta que se escapan de la cubeta.
- ¿ Y la otra? -pregunta el curioso-. Por qué está destapada?
- Por que ahí tengo cangrejos mexicanos, y con esos no hay problema: cuando uno trata de salir, los demás lo jalan hacia abajo.
Esto sale a cuento por las últimas declaraciones del Subcomandante Marcos, quien se ha tirado con todo contra la candidatura de Andres Manuel López Obrador, el primer candidato de la izquierda mexicana con posibilidades de llegar a la presidencia en mucho tiempo.
El EZLN siempre se ha distinguido por su coherencia moral, lo cual le permite exponer sus comentarios, y que estos sean tomados en cuenta. Para muchos de los mexicanos de izquierda, no era algo contradictorio apoyar al EZLN al mismo tiempo de que teníamos militancia perredista (El partido de López Obrador), o simpatizabamos con éste último en su candidatura a la presidencia de México.
Ahora Marcos nos ha dejado huérfanos, divididos. Sus opiniones, que rayan en el "O están con el EZLN o están con López Obrador", nos ha dejado con, por lo menos, ciertas suspicacias acerca de sus motivos. Haciendo una recapitulación mental, no recuerdo unas críticas tan ácidas y viscerales de Marcos contra Vicente Fox o Santiago Creel, por poner un ejemplo. De hecho, Marcos en el 2001 encabezó la gran marcha zapatista que acabó en el congreso, sin que hubiera un cuestionamiento tan agresivo hacia el Presidente Fox.
Lo cierto es que, viend la situación de manera fria, los cuestionamientos están dividiendo al voto de izquierda, el que puede llegar a tener López Obrador. Esa diferencia puede ser crucial a la hora de la elección del 2006, en donde la competencia del Peje será muy seguramente, Roberto Madrazo.
Este siniestro personaje, Madrazo, respresenta los peores intereses del antiguo régimen, aderezados con las mafias del narco y los oligarcas del capital global y nacional. Una presidencia de Madrazo sería un retroceso enorme, en donde la intolerancia, la represión, y la corrupción en grado superlativo serían los principios de gobierno. ¿Eso es lo que quiere Marcos? Tal vez tenga la idea que es tan frecuente entre los extremistas de izquierda: Que gane la derecha, para que la situación sea tan intolerable que el pueblo se levante en armas... sí, chucha.
Lo cierto también es que el PRD se ha ganado sus críticas: traicionó en el 2001 las espectativas de tener una ley de derechos indígenas coherente con los acuerdos de San Andres, sus bases han hostigado a algunos municipios zapatistas de Michoacan y Chapas, muchos personajes siniestros y corruptos se han pasado del lado de López Obrador, los videoescandalos, entre un chingo de etcéteras.
Sin embargo, tambien es muy posible que un hipotético gobierno Lopéz Obradorista sería más sensible a los planteamientos zapatistas que uno que encabezarn los otros candidatos (Santiago Creel, Roberto Madrazo). Sin embargo, no se debe creer que la solución está en un candidato (Eso los mexicanos lo aprendimos de manera muy amarga en el 2000), sino en una sociedad civil capaz de exigir al presidente y a los funcionarios que eligió que cumplan sus promesas de campaña, o bien, si no lo hicieran, de destituirlos. Eso solo se puede hacer con un gran movimiento social, del cual el EZLN sería parte medular. Llevaríamos a López Obrador al poder, pero le exigiriamos que él y su gente trabajara por el bien de México, y lo tendríamos en constanter marcaje para que lo cumpliera.
Pero, mientras sigamos así, con Marcos y Cuahutemoc Cárdenas trabajando contra López Obrador, seguiremos estando como los cangrejos del cuento. Es triste que las tres figuras más fuertes del movimiento alternativo de nación se estén desbaratando, mientras los paladines de la derecha, con sus dineros ilimitados, con sus medios de comunicación vendidos, con su control casi absoluto del estado, se botan de la risa de los cangrejos de la izquierda.
Omar Delgado. 2006

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mira yo tengo razones por las cuales creerle a Marcos, me lo mandaron por mail:

1.- No se llama Andrés Manuel, si no Manuel Andrés. Se cambió el nombre para que no dijera MALO si no AMLO.
2.- No solo aumentó la deuda en el DF, si no que la duplicó.
3.- Presume de que dejó el centro muy bonito, cuando el que puso la lana fue Slim.
4.- Todos los miembros de su equipo (a escepción de uno) eran colaboradores de Salinas (y de lo peor).
5.- Gana 62,000 pesos, su chofer igual. ¿Entonces de donde saca para pagarle? Del dinero ajeno claro..
6.- Las constructoras no concursaron para hacer las super obras del DF. El dijo que contructora las iba a hacer.
7.- Está involucrado en dos asesinatos. El de su hermano y el de un amigo.
8.- Anunció su campaña de austeridad con un reloj de 80,000 pesos en la mano (por ley se impide darle regalos a los politicos por más de 450 pesos)
9.- Lo mismo... decía que sus trajes los mandaba hacer con un pobre sastrecillo cuando se descubrió que usaba pura marquita y de la más cara: Hugo Boss y demás (cuestan mas de 30,000 pesos sus trajesitos)
10.- Le detectaron anomalías por 320 millones de pesos en la construcción del segundo piso.
11.- La UNAM no avaló la calidad del segundo piso, detectaron 58 columnas rotas o de mala calidad.
12.- Los diputados del PRD no quieren hacer público el costo final del 2º piso si no hasta después del 2006. ¿Por qué será?
13.- No pide nada... solo vivir en un palacio, en palacio nacional.
14.- TODOS los estados, a excepcion del DF aceptaron la Ley de Transparencia para que la gente conociera los gastos del gobierno.
15.- TODOS los estados, a excepcion del DF aceptaron el seguro popular. Aunque iba beneficiar a la gente el peje no quiso promoverlo por que sería como "apoyar a fox".
16.- Sus 50 puntos de campaña no tienen nada de original, lo mismo de siempre: Combate a la pobreza, control de la inflación, ecología y cosas así.
17.- Pone como prioridad en sus 50 "Crear la Isla de los Niños"
18.- Otros puntos absurdos como el de que "No usará la policía para reprimirnos" y el de que "Va respetar a los demás poderes" ¡Gracias por avisar de antemano!
19.- A Ebrard ya ni los perredistas lo quieren. Lo quieren desaforar por lo del videoescandalo en el que sale.
20.- Manipuló a la gente haciendole creer que lo iban a desaforar por un compló, cuando la realidad era que lo querían desaforar por que se apañó el terreno de un guey y nunca obedeció a los jueces cuando le dijeron que no lo hiciera. 3 veces desobedeció. Ahhh pero el si bien que quiere que respetemos sus leyes... entonces que el respete las nuestras.
21.- Dice amar a PEMEX pero cuando se enojó por que Madrazo le ganó en Tabasco lo primero que hizo fue cerrar pozos petroleros y no dejar que produjeran. Osea, le hizo perder al pueblo de México millones de pesos. Imaginate si nosotros hicieramos eso!!! Al bote de por vida.
22.- Es el compositor del himno al PRI en Tabasco, cuando era presidente del PRI.
23.- Bejarano, Ponce, Ebrard, Imaz y demás corruptos no eran cualquier trabajador del DF, ¡Eran los secretarios más cercanos al peje! Ahora resulta que llevaba años de conocerlos pero "no sabía que eran corruptos".
24.- Cualquier defecto que le encuentren al DF dice que es un compló. Si alguien dice que lo asaltaron dice que es un compló, si alguien dice que no tiene trabajo dice que es un compló. Cualquier cosa que no le convenga que alguien diga es un compló.
25.- Si... daba conferencias a las 6 de la mañana pero.. ¿Cuando respondió a una pregunta incomoda? NUNCA!!! Ya ni el PRI hacía eso...
26.- Busca el beneficio de la educación cuando a el le valió madres acabar la carrera en 14 años, ser un fósil y reprobar Economía y otras materias importantes para los políticos varias veces seguidas. Las materias que pasaba eran en extraordinarios.

Vampiro dijo...

Divide y vencerás decía el clásico, mi querido Lobo, pero tengo una pregunta: ¿realmente AMLO representa lo que es la izquierda? Deseo con todas mis ganas que no, y expondré los motivos. Para empezar hoy leo una nota sobre el deterioro anticipado de uno de los nuevos puentes de allá por Santa Fe, que ya se le andan cayendo los pedazos. Entrevistan a especialistas de la Fac. de Ingeniería de la UNAM y sí, concluyen que la obra está hecha al vapor, pues no se tomaron en cuenta hechos técnicos tan evidentes como el asentamiento del suelo. Veo todos los días a la gente enjaulada como changos en los paraderos del metrobús que todavía no terminan, hace un mes subí al Metro y vi varias estaciones con las escaleras eléctricas clausuradas y la circulación por los corredores cambiada de modo que todos chocaban con todos en lugar de seguir un sentido coherente. Es decir, el Metro está prohibido en los hechos para los ancianos, embarazadas y minusválidos. En cambio, si me pongo traje de automovilista veo una ciudad que se esfuerza por agradarme: puentes, segundos pisos, Paseo de la Reforma remozado, motociclistas relegados a calles o carriles secundarios. Y la encargada de darle preferencia a los coches es... la encargada del cuidado ambiental! Y anda tan ocupada haciendo segundos pisos que no se da cuenta de la invasión de las inmobiliarias a la zona de Cuajimalpa, construyendo casas que albergarán los Audis, BMWs y SUVs beneficiados con los famosos puentes. No, eso no es ser de izquierda, es ser un hijo de puta. Porque si se es del PAN o del PRI, ya sabe uno a qué se atiene, pero ensuciar los ideales de la única alternativa social que parecía existir no tiene nombre. O mejor dicho sí, es acabar con la esperanza, ser un gesticulador, un simulacro, como el que tenemos ahora por presidente. Por sus obras los conoceréis, palabras bíblicas tan simples, tan ciertas. Y mucho me temo que si gana, AMLO será un Fox que en lugar de la etiqueta del "cambio" ostentará la de "izquierda" pero en los hechos tan neoliberal como Lula o Felipe González, nombres que hunden la palabra izquierda en el lodo. No es que le crea a Marcos, es que basta confrontar los hechos y los días para documentar el pesimismo y el rechazo a lo que hoy representa el PRD, un PRI chiquito. Así pues, documentemos la esperanza en la verdad, en las personas y sus hechos, y no en las etiquetas o los guiños de los bufones metidos por el rating a conductores de hombres.