domingo, mayo 06, 2007

El violín de los hombres verdaderos

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket




Son tres los que viajan por los pueblos de la sierra: el viejo manco toca el violín; su hijo Genaro, la guitarra; el pequeño Lucio pide a los transeuntes una moneda. Es la familia de Plutarco Hidalgo, músicos y campesinos. Sin embargo, también participan en la guerrilla que anda por esos montes. El ejercito, formado por hombres tan morenos como ellos, les sigue los pasos. Una incursión militar toma el pueblo de Plutarco, dejando escondido en las tierras del violinista algo que puede cambiar, aunque sea por unos meses, el rumbo de la guerra.
Plutarco Hidalgo lo sabe. Así que, para recuperarlo, hace lo impensable: embelesa al capitán del ejercito con la voz de su violín; así frente al cancerbero hechizado, el viejo Ofreo se juega todo con tal de recuperar lo que está enterrado en su milpar.


En estas pocas lineas se puede resumir de manera imperfecta el prodigioso film de Francisco Vargas. Filmado en blanco y negro, el trabajo muestra en 98 minutos la brutalidad de la guerra y el anhelo de libertad de los pueblos oprimidos. Vargas tiene un lenguaje cinematográfico sucinto, pero contundente. Se inicia la película con la incursión del los guachos a un poblado, con violaciones y ejecuciones incluidas, lo cual despabila al público y lo pone, de golpe, en el contexto de la guerrilla rural. Los diálogos son extraidos directamente del habla del pueblo. Las frases aparentan ser simples, pero gracias al contexto en el que están enmarcadas adquieren ecos mitícos. Bien hace el director y guionista en no relacionar a la guerrilla con ninguna ideología, partido político o región en particular. Muy habilmente, Vargas justifica la lucha de los campesinos por medio del cuento del abuelo Plutarco; para el viejo, es la confrontación de los Hombres verdaderos contra los que están enfermos de codicia y maldad; la lucha por la tierra y los bosques; la lucha por el derecho a la existencia. Por medio de ese artilugio, los personajes alcanzan la dimensión Homérica, pues no son sino hombres en lucha por la creación misma.
Película indispensable para estos tiempos en que una anciana violada puede morir de gastritis crónica por decreto presidencial. Ni se le ocurra perdérsela.
Omar Delgado
2007
P.S. Les dejo el Trailer al fondo.
Ficha técnica:
Dirección y guión: Francisco Vargas Quevedo.País: México.Año: 2005.Duración: 98 min.Género: Drama.Interpretación: Ángel Tavira (don Plutarco), Dagoberto Gama (el capitán), Fermín Martínez (el teneinte), Gerardo Taracena (Genaro), Mario Garibaldi (Lucio).Producción: Francisco Vargas Quevedo.Música: Cuauhtémoc Tavira y Armando Rosas.Fotografía: Martín Boege Paré.Montaje: Francisco Vargas Quevedo y Ricardo Garfias.Diseño de producción: Claudio Contreras.Vestuario: Rafael Ravello.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, no me conoces pero te escribo porque me llama la atención lo que escribes en tu blogg y cómo lo escribes... Llegue a ti por la película el violín, tienes razón no hay que perdersela... pero Lo que me produjo click es tu forma de utilizar la mitología y mezclarlas, por lo menos en tu mente (desde Homero hasta los superhéroes). Te va a parecer extraño... pero me gustaría que nos escribiéramos. Quizás te interese conocer a una desconocida, ¿no?
mi correo: lou@laneta.apc.org

miss noise dijo...

entonces no me la puedo perder!


Sr. anda de suerte hoy!

Sandra Becerril dijo...

Yo no soy una desconocida... bueno no tanto jeje

Quiero verla, quiero verla, quiero verla...

besos

miss noise dijo...

Si para esas vamos yo también soy desconocida!

juas!


bueno, a lo que venía!

Casi lloro con el ultimo dialogo del trailer, no manches la quiero de regalo de cumpleaños, juas! Besos sr.